¿Crisis económica en el país? ¿O crisis en mi bolsa?

La importancia de actuar y actuar con velocidad.

Hablando de este término desde el punto de vista económico, 
ya seas un experto economista o un curioso del tema, la palabra “crisis” 
está instalada en nuestro cerebro siendo hoy lenguaje mundial; 
al rededor del término existen miedos y frustraciones de empresarios y no empresarios aterrados por el futuro económico personal, del país y mundial…

La devaluación del peso mexicano, los acontecimientos turbulentos de Asia, América Latina, Rusia, Japón que también afectaron al decremento del valor de la moneda, la globalización…la crisis crediticia e hipotecaria… Y miles de argumentos que podríamos reflejar aquí no hacen más que acrecentar el temor ciudadano a nivel mundial.

Existe una barrera psicológica en cada uno que no permite la aceptación de la circunstancia de crisis y evita la rápida actuación; también la falta de experiencia en el manejo proactivo de estas situaciones de crisis crea una situación de confusión que nos paraliza.

Las empresas son ejemplos amplificados de lo que hacemos de forma personal con nuestra economía; continuando con este ejemplo: las empresas tardan un promedio de 17meses en accionar frente a situaciones de dificultad financiera, y no muchas son capaces de soportar tanto tiempo sin resultados, por lo que en muchas ocasiones las llevan a la quiebra; de igual manera, de forma personal, el tener una reacción tardía ante una situación financiera difícil nos “encasilla” haciendo que cada vez sea más difícil tomar acción, la actuación se vuelve lenta y obvio los resultados tardan en llegar o son escasos.

Está demostrado que existe relación directa entre la velocidad de reacción y el éxito conseguido en la gestión de la crisis (hablando tanto de empresas como a nivel individual)

Los grandes gurús financieros consideran las crisis como oportunidades de crecimiento, en ellos no se instala el temor y la duda sino que actúan de forma rápida y decidida, y por lo tanto sus resultados son contundentes.

Toma decisiones rápidas, la velocidad de reacción marca la diferencia. Si todos nos preocupamos hoy de “nuestras crisis”, la crisis mundial será otro boleto.

¡Ahora o nunca! 
¡AHORRA o nunca! 
¡Cada minuto que pasa es dinero que pierdes! 

María Martín

Socia fundadora de Te quiero Dinero y API Finanzas.

Asesor Financiero Patrimonial. Finanzas personales con un toque femenino, apasionada de temas de Ahorro e Inversión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *